Pasos que hay que dar ante el incumplimiento del régimen de visitas en los casos de divorcio o separación matrimonial.

En los procedimientos de separación matrimonial o divorcio, cuando existen hijos menores de edad, el cónyuge al que no le ha sido otorgada la guardia y custodia de los hijos o incapacitados por la sentencia judicial que en su caso se dicte, tiene derecho a visitarlos físicamente y a comunicarse con ellos.

La duración del régimen de visitas así como el tiempo y el lugar en que pueden realizarse, se puede determinar de mutuo acuerdo por los cónyuges o en defecto de acuerdo por parte de éstos lo hará el juez.

El problema surge cuando uno de los progenitores, ya sea el que tenga la custodia o no, empieza a incumplir lo acordado en la sentencia respecto al régimen de visitas. Estos incumplimientos pueden venir por una gran variedad de causas:

Ejemplos de explicaciones que dan los progenitores custodios

  • Si no me paga la pensión de alimentos no le dejo al menor
  • No quiero que mis hijos estén con la nueva pareja
  • Para que se los va a llevar si se quedan con los abuelos
  • No voy a obligar a mis hijos si no quieren irse

Ejemplos de explicaciones que dan los progenitores no custodios

  • El horario del trabajo me impide recoger al menor cuando me corresponde
  • No puedo llevar al menor los lunes al Colegio por lo que lo llevo a casa del progenitor custodio los domingos.
  • A mi nueva pareja no les gusta que estén los niños
  • Es mi exparje la que no me deja verlos o pone dificultades o excusas
  • Los niños no se quieren venir conmigo

En cualquier caso, se debe de tener claro, dos cuestiones:

1.-Que con independencia del motivo que nos lleve a no cumplir lo acordado, el hecho de no cumplir lo recogido en la sentencia es un incumplimiento.

2.- El progenitor que sufra el incumplimiento es el que debe acreditar que el mismo se está produciendo.

¿Qué podemos hacer ante un incumplimiento del régimen de visitas?

Ante un incumplimiento del régimen de visitas se debe hacer lo siguiente:

1.- Hablar con la otra parte para intentar evitar que se produzcan nuevos incumplimientos, ya que en definitiva, mediante acuerdo todo va a ser más fácil para todos, especialmente para los hijos.

2.- Si se llega a un acuerdo, y este va a ser con carácter definitivo, se deberá poner una demanda de modificación de las medidas definitivas que ya existen solicitando que se recojan las nuevas.

Si ese acuerdo va a ser con carácter temporal, por ejemplo el progenitor no custodio va estar fuera del país durante 4 meses por motivos de trabajo, se puede hacer un documento privado firmado por ambas partes en el que se recoja los términos en que se van a seguir el régimen de visitas durante ese tiempo.

No recomendamos, en caso de que se lleguen a acuerdos que  sean verbales.

3.-Si no hay solución posible y persisten los incumplimientos, hacerle requerimientos previos instando el cumplimiento según la sentencia. Aconsejamos que al menos un requerimiento sea vía burofax.

4.-Si no cesan los incumplimientos tras el requerimiento, deberá solicitar a su abogado que interponga una demanda de ejecución de sentencia para que el Juzgado sea quien requiera al progenitor para que cumpla con su obligación o manifieste los motivos por los que se niega a cumplir el régimen de visitas. Si  no tiene medios económicos  puedes solicitar abogado de oficio.

Si transcurrido ese plazo dado por el Juzgado, el progenitor continúa sin cumplir, se le podrá  apremiar con multas coercitivas que serán mensuales conforme al 776.2ª de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Esto significa, que el Juzgado le impondrá una multa por cada mes que transcurra sin cumplir las obligaciones establecidas desde que le requirieron para ello. Estas multas se podrán mantener todo el tiempo que considere el Juzgado en atención al caso concreto.

También se podrá solicitar al Juzgado que ante los incumplimientos se realice la entrega del menor a través de un Punto de Encuentro Familiar, haciéndo el propio Juzgado un seguimiento del cumplimiento.

Si no se fijó en la sentencia la posibilidad de la entrega del menor a través de un Punto de Encuentro, y ahora uno de los progenitores quiere que dicha entrega y recogida se realice mediante uno, debemos de decir, que hay dos maneras de resolver esto por el Juzgado. Algunos Juzgados requieren que ante el incumplimiento del régimen de visitas por el progenitor custodio, se inste una demanda ejecutiva poniendo en conocimiento del Juzgado la conveniencia de que esta entrega y recogida se haga a través del Punto de Encuentro Familiar. Otros Juzgados, opinanque si ya está abierta la pieza de ejecución se podría simplemente solicitarla.

5.-El Código penal recoge en su artículo 618.2 lo siguiente “el que incumpliere obligaciones familiares establecidas en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación o proceso de alimentos a favor de sus hijos, que no constituya delito, será castigado con la pena de multa de 10 días a dos meses o trabajos en beneficio de la comunidad de uno a 30 días”.

Hemos de decir, que para que esta última opción prospere, debemos de encontrarnos ante una conducta dolosa por parte del progenitor que incumpla, es decir, que aún pudiendo cumplir el régimen de visitas no lo hace.

6.-Paralelamente a lo recogido en los puntos 4 y 5, o de manera independiente y sin seguir lo recogido en esos puntos, se pude interponer una demanda de modificación de medidas ante el Juzgado que en su día dictó la sentencia de separación o divorcio, solicitando la modificación del régimen de visitas o incluso la custodia del menor, ya que el incumplimiento reiterado de las obligaciones del régimen de visitas, tanto por parte del progenitor no custodio como del custodio, podrá dar lugar a la modificación por el Tribunal del régimen de guarda y visitas.

Para finalizar, reiterar que siempre es aconsejable ponerse en contacto con un abogado que para que nos  asesore sobre los pasos a seguir o bien, para que  medie con el otro progenitor.

¿Persisten tus dudas? No dude en hacer una consulta concreta